El sol se abre paso en el territorio del Centauro. Tras el trabajo en nuestros rincones sombríos que nos ha permitido realizar la energía escorpiana, surge la chispa y el fuego sagitariano brindándonos la oportunidad de abrirnos paso hacia el futuro con fé, alegría y optimismo renovados. El espíritu, nuestro instinto y nuestra parte humana se integran y se expresan a través de la forma del centauro que acoge esta energía y la mueve hacia un camino que ya ve claro. El fuego de su mirada, su conciencia ha crecido y se ha expandido gracias al trabajo previo de la sombra y ahora camina con fé y comienza su viaje, su aventura de vida. Sabes hacia donde apunta ya tu arco?? Tu flecha de fuego ??
Observa durante este tiempo donde apunta tu mirada, hacia donde se dirigen tus sueños, y no agaches ya la cabeza, ahora es tiempo de creer y de tener renovada confianza. Animo y adelante centauros!!!
Bendiciones para tod@s!!!!